Tour A en El Nido

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Día 7

A las 7:30 de la mañana subimos a la recepción-restaurante, para tomar nuestro desayuno que estaba incluido en el tour, elegimos unas tortillas francesas con tostadas (el agua y el café fueron aparte, se supone que estaba incluido en el tour…).

A las 8:00 fue a buscarnos “Sam”, nuestro guía, que nos mandó en triciclo a la playa (incluido en el precio también) y él fue en moto.

En la playa esperamos al resto de excursionistas (en total éramos 12) al lado de nuestro barco, el KIKIRIKI. Mientras, veíamos a los lugareños vendiendo mochilas y fundas para móviles impermeables, que hubiera estado bien saberlo puesto que nos las hubiéramos comprado. De todas formas, es fácil adquirir estos artículos, en los puestos de El Nido y por la calle todo el mundo los vende, cosa que supimos luego.

El único dinero que llevamos eran los 200 php (100 por persona) para las gafas y el tubo que no estaban incluidos y ni se nos ocurrió negociar.

Nuestro Tour A, comprendió cinco paradas: 7 Commandos Beach, Big Lagoon, Shimizu Island, Secret Lagoon (zona sustituta)  y Small lagoon. Digo nuestro, porque depende de varios factores, climatológico sobre todo, que cambien y/o adapten la ruta, el orden y los lugares. Tal y como nos pasó en éste y en el Tour C.  El precio es de 1.200 php por persona e incluye: desayuno, buffet de almuerzo, bebidas (agua y refresco) y toalla. Tuvimos que abonar también la tasa ecológica que se debe pagar para realizar los tours, 200 php por persona, pero ten en cuenta que si contratas los tours con la misma compañía sólo lo abonas la primera vez, tal y como fue nuestro caso, que lo contratamos en nuestro hotel: Greenview Beach Resort.

7 Commandos Beach 

Una playa con grandes palmeras y bastante vegetación, de arena blanca y donde la gente puede jugar unas canastas, una partida de volley, sacarse una fotito con la silueta de los siete soldados, etc. También hay pequeños puestos donde refrescarse, motivo por el cual te aconsejamos que lleves algo de dinero, aunque está incluido el agua y el refresco en el barco siempre se te puede apetecer una cervecita fría a la orilla de la playa. Estuvimos unos 40 minutos. Una playa un tanto masificada para nuestro gusto, puede ser porque fue la primera parada y coincidimos varios barcos a la vez.

seven commandos beach, El Nido

Big Lagoon

En Big Lagoon pasamos por un agua que se iba tornando de oscura a turquesa, donde en la superficie de la misma, aparte de las barquitas, veías unos salientes de piedra grisácea, verticales y en los que como si fueran propios de un milagro les salía una verde y frondosa vegetación que no entiendes ni cómo ha salido ahí. En esta zona nuestro barco no hizo parada, consistió en una vuelta para disfrutar del paisaje.

 big lagoon El Nido

Shimizu Island

En esta playa estuvimos haciendo snorkel, vimos variedad de corales y peces, entre ellos el pez payaso, el “nemo” de toda la vida vamos… Cuando salimos del agua lo que nos esperaba era arena blanca, con piedra negra que cogía formas de rombo, o con agujeros por el medio formando pequeñas cuevas por el desgaste que va provocando el agua.

shimizu island filipinas, el nido

Para nuestra sorpresa apareció, sin esperarlo, una especie de Dragón de Komodo, lo flipamos, me eché a correr para avisar al grupo. El animal medía poco más de metro y medio y estaba tan tranquilo comiendo vegetación e insectos, con su lengua para dentro y para fuera. Cuando levantaba la cabeza y se quedaba quieto te preparabas por si salía corriendo, pero afortunadamente no lo hizo. Mirando en Internet nos informamos que recientemente se ha descubierto una especie de “primos” del Dragón de Komodo en la isla de Luzón. Quién sabe si la especie que vimos en Shimizu Island es una especie desconocida para los propios científicos.

dragon de komodo en filipinas

Después de unos 40 minutos disfrutando en este lugar nos pusieron la comida que habían preparado en el barco, un buffet: arroz (como para una boda), pollo, cerdo, pescado frito, gambas, verduras, plátanos y sandía amarilla de postre. Acompañado con refresco y agua. La verdad es que me supo a gloria, estar comiendo delante de esas vistas paradisíacas fue todo un placer.

almuerzo en El Nido, filipinas

Secret Lagoon

Lamentablemente no pudimos ir por el mal tiempo… por lo que nos explicaron es una zona donde se entra a través de una pequeña cueva en la roca, por eso con la marea revuelta es un poco complicado, así que nos llevaron a otra zona menos peligrosa. Allí hicimos snorkel, era una pasada, corales llanos y rocosos, peces nemo, pez trompeta, peces de colorines. Parecía un acuario!

snorkel tour A filipinas

Small Lagoon

Al llegar a nuestra última parada, nos indicaron que podíamos nadar hasta el interior del Small Lagoon o coger un kayak, la segunda opción no era factible por no llevar dinero así que nos armamos con nuestras gafas y tubo y aprovechamos las dos perspectivas del lugar, aunque recomiendo más coger un kayak y bajarte cuando quieras porque yo me quemé bastante nadando.

Se entraba por un caminito estrecho que parecía una cueva y te llevaba al interior de un hermoso paisaje, agua clara de color turquesa, arropada por piedra caliza que encerraba el lugar.

Uno de los guías nos informó que debíamos tener cuidado con un pez negro que era territorial y si te acercabas a su terreno te atacaba. Se podía haber ahorrado la información puesto que, aunque los vimos y fueron a por nosotros, yo ya entraba acojonada y la verdad es que ni dolía ni eran peligrosos. Además, los que menos te perdonaban la vida eran otros parecidos a los negros, pero blancos y que tenían a Adrián frito.

small lagoon El Nido

 Después del recorrido regresamos a tierra y por 50 php un triciclo nos llevó al hotel y nos esperó para llevarnos de vuelta al Nido, teníamos que cambiar euros. El chico nos dejó en la misma puerta de la casa de cambio y yo con cara de circunstancia porque estaba cerrado y sin cartel con el horario ni nada. Un chico que estaba encendiendo su moto me vio y me preguntó cuánto quería cambiar, y es que él era el empleado que iba a llevar a su niño a casa y luego regresaría al trabajo, pero nos atendió primero antes de irse y todo perfecto.

casa de cambio el nido, filipinas

Después de unos paseos por los puestos, compramos souvenirs y crema anti-mosquitos, cenamos unas hamburguesas, nos echamos un chupito que una promotora nos ofreció y regresamos al hotel.

Ésta fue nuestra primera toma de contacto en El Nido, no estuvo nada mal para ir abriendo boca!

paseo el nido filipinas

 Aquí te dejamos el video resumen del Tour A!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies