Tirolina en Las Cabañas Beach – El Nido

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Día 8

Después de 11 horas durmiendo (nos merecíamos el descanso) a las 9:00 de la mañana nos levantamos, no teníamos ningún tour programado, así que, nos comimos unas “oreo” (he de aprovechar para informar al amante de las oreo que en los supermercados y tiendas hay todo tipo de variantes de esta marca) y cogimos un triciclo, unos 20 minutos de trayecto por 150 php dirección a Las Cabañas Beach.

Las Cabañas Beach, una playa de arena blanca a la que se accede bajando unas escaleras, menos afectada por el turismo pero también visitada, con agua turquesa y tranquila por los islotes que la rodean (entre ellos está el islote con el que está conectado a la tirolina) una playa donde hay para comer y echarte unas cervecitas, con algunas hamacas y puf procedentes del bar, el cuál aprovecha que hay menos competencia y por ello es más caro.

las cabañas beach el nido

Nada más llegar a la playa se nos acercó el doble de Cristiano Ronaldo en filipino, Yeyo, que para nuestra sorpresa, hablaba un poco español. Le pedimos gafas y tubo porque pensamos que habría en alquiler y no era el caso, nos dijo que nos esperáramos y nos consiguió por 200 php cada uno (el pack), entiendo que las sacaría de su casa o de El Nido… Desayunamos en el bar, unos sándwiches de pollo con papas y zumos de mango y sandía (que esta vez si eran naturales).

desayuno en Las Cabañas Beach el nido

Llegaron nuestras gafas y un chico del bar nos indicó donde podíamos ver tortugas. Fuimos directos pero entre la calidad pésima de las gafas  y lo turbia que estaba el agua no veíamos nada, por lo que decidimos pillar un kayak, 100 php la hora, fuimos hacia el islote de la tirolina pero no pudimos bajarnos porque estaba lleno de piedras y no teníamos los escarpines. Gracias a Adrián porque, o no tengo fuerza o no le cogí el punto, lo cierto es que cuando yo remaba aquello no se movía ni un pisco.

Kayak en Las Cabañas Beach el nido

Regresamos a la zona de las tortugas (en frente del bar hacia la derecha) y nada más bajarse Adrián, vi una sobre la superficie, no era muy grande y el color era amarillo-verdoso, pero se sumergió rápidamente y la perdimos de vista. Seguimos probando suerte y aunque las había, puesto que desde la orilla también vimos alguna más que subía a coger aire dentro del agua no tuvimos la misma suerte.

Lo que si vimos, que en un principio pensamos que eran tortugas enterradas en la arena, fueron unos “bichos” que desde el momento que vimos que giraron su cabeza 360 grados entendimos que no podían ser tortugas… ya fuera del agua el doble de Cristiano Ronaldo nos indicó que eran unas especies de anguilas, que eran peligrosas si se les molesta y nosotros baja que te baja en busca de una linda tortuga… te dejo una captura de imagen del vídeo para que le veas la carita…

 Anguila Las Cabañas Beach, Filipinas

Después del kayak un bañito, una cervecita San Miguel y a relajarnos un poco. La verdad es que no sabemos estar quietos por lo que después de echarnos la cerveza nos dirigimos a la tirolina, caminando por la playa y guiándonos por las cuerdas que veíamos desde abajo ya que veíamos diferentes paneles de madera indicando zipline this way”.

San Miguel en Las Cabañas Beach el nido

Una lugareña que nos vio perdidos, nos preguntó a dónde íbamos, le respondimos y llamó a un par de niños para que nos guiaran hasta allí.

El camino hacia la tirolina era un camino de tierra que se adentraba en un pequeño poblado, con gallos, cerdos, etc. Nos pareció ver una serpiente y al preguntarles a los niños, me lo confirmaron y con la misma empezaron a lanzarles piedras con los tirachinas diciendo “dangerous!”. Me quedé con mal cuerpo, pero entiendo que si era venenosa y sus casas estaban cerca era lo que debían hacer, pero si lo sé, me quedo callada, ella tan tranquila en su hábitat y pluf... Mirando luego en internet, resulta que era una serpiente coral, blanca y negra con la punta de la cola roja, SI, ERA VENENOSA.

Después de lo ocurrido llegamos a nuestro destino. Los dos empleados que estaban entretenidos con sus móviles, los soltaron, nos preguntaron si queríamos ida y vuelta o solo ida y nos pusieron los arneses, ya te digo yo que en el estado en el que estaban no pasaban ningún control, pero como te enganchan de varios mosquetones pues… rezas y que sea lo que Dios quiera.

Equipamiento para la tirolina el nido, filipinas

Siguiendo con nuestra suerte, de buenas a primeras, apareció un fuerte viento y una intensa lluvia, me negué a hacerlo así y menos mal, la cosa solo empeoró, por lo que el hombre nos invitó refugiarnos en una cabaña y allí esperamos alrededor de una hora.

refugio en Las Cabañas Beach

Transcurrido ese tiempo el mismo empleado nos indicó que nos teníamos que tirar ya porque el tiempo iba a dar una tregua de 20 minutos, así que, sin pensarlo, porque si lo pienso no lo hago por el estado del arnés, 3,2,1 y para abajo.

Tirolina Las Cabañas Beach, el nido

Lo único que debes saber es que no debes tocar el cable de acero y agarrarte fuerte a la cuerda. Es la tirolina más larga de la isla de Palawan, 1.4 kilometros y cuesta 500 php/ persona la ida.

Empiezas con adrenalina, por la altura, pero no es muy rápida por lo que puedes disfrutar del paisaje: la playita con su arena clara y el verdor que la arropa, el caminito que se forma entre la isla y el islote y por el cual luego se regresa, es bastante bonito. Se para antes de llegar al destino y te quedas allí “colgado” pero no desesperes, vendrá un lugareño a rescatarte y puede que tenga las uñas rojas, parece que está de moda allí…

Los andamios en los que te bajas dan algo de vértigo, allí, al momento te imprimen una foto, si la quieres, por 200 php. Luego bajas por las escaleras de bambú y regresas por el caminito que conecta al islote con la isla.

plataforma tirolina las cabañas beach

Habíamos leído que los atardeceres en Las Cabañas Beach eran impresionantes pero con el cielo encapotado poco se podría ver, por lo que decidimos ir a comer a El Nido, 200php el triciclo.

Almorzameriencenamos en el Restaurante Marber, un lugar acogedor con banderas de diferentes lugares, incluida la española. Nos comimos unas carnes con salsa de champiñones que estaban bien (por 450 php el plato) y unos crepes que dejaron mucho que desear…

Estuvimos hasta el anochecer, momento en el que decidimos ir a mirar souvenirs y nos encontramos con Ana, la chica de Moalboal (que nos había sugerido el avistamiento de sardinas) con su esposo. Intentamos cuadrar un tour juntos pero al estar en diferentes hoteles se complicaba la cosa porque no estábamos cerca, la tasa ecológica estaba ya pagada en nuestro hotel y no teníamos recibo. Lo dejamos para otro momento.

El Nido, Filipinas

Finalizamos el día con un relajado paseo por la orilla de la playa de El Nido a la luz de las luces de los chiringuitos. Llegamos al hotel y reservamos para el día siguiente el Tour C, también aprovechamos para ampliar dos noches más, el hotel era saladito  pero por comodidad (para no estar buscando y trasladándonos a otro) pagamos los 5.824 php las dos noches.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies