Nacpan Beach-Palawan

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Sobre las 9 de la mañana nos levantamos, el plan era desayunar y visitar alguna playa nueva. Fuimos al Nido para el desayuno, puesto que en el hotel los precios eran más altos y encima ofrecían, en algunos casos, menor calidad y variedad.

Tras nuestro desayuno compramos otro bote de anti-mosquitos porque ya nos tenían asados, no había lugar del cuerpo que respetasen.

La playa elegida fue Nacpan Beach, una playa que se presentaba idílica en las fotos que habíamos visto, por lo que cogimos un triciclo y tras el repostaje, que consistió en una parada en una caseta para echar gasolina a través de una botella de coca cola, ya emprendimos rumbo.

El trayecto fue emocionante, llovía a cántaros y si normalmente el acceso a esta playa era complicado con la lluvia, imagínate. Disfrutamos del paisaje, verdes montañas que se alternaban con verdes llanuras, con vaquitas por todos lados, pastando tranquilamente. 

Al salir de la carretera y adentrarnos en el camino no asfaltado empezó la aventura, varios derrapes, en uno vimos realmente complicado el tema, yo pensaba que íbamos a volcar y lo peor, es que ni me asustaba la idea, no podía parar de reírme, la adrenalina a tope. Veía como el barro (de diferentes colores: marrón, beige y teja) se me acercaba en forma de pequeñas olas hasta mis pies. A la vuelta, incluso, tuvimos que bajarnos porque sino el triciclo se hubiera quedado encallado en el barro y una vez superó el tramo nos volvimos a subir.

camino Nacpan Beach

Justo antes del acceso a la playa había un puestito donde nos pidieron los datos, ya ves, para entrar a casi todos los sitios hay que identificarse y además pagar una entrada, en este caso pagamos 50 php por los dos.

Al llegar a la playa, para nuestra sorpresa, hubo un mal entendido con el precio pactado con nuestro transportista, pero te pongo en situación: una playa a la que tardamos en triciclo como una hora en llegar, los transportes que habían allí eran los que llevaban a la gente y luego les esperaban para llevarlos de vuelta, y sin parar de llover, como para regresar caminando…Cuando pactamos el precio “entendimos” que eran 200 php (ida y vuelta) pero cuando llegamos a la playa nos dijo que eran 1000 php (ida y vuelta)… terminamos pagándoselo a regañadientes.

La playa, tiene una cabaña en la que te sirven cositas, vimos que tenían unas mesas para comer allí pero nosotros fuimos directos a la arena, y se que si el día hubiera estado bueno la playa hubiera presentado otro aspecto pero nosotros tenemos que contar lo que vimos y la verdad que nos desilusionó muchísimo. No paraba de llover, el mar revuelto, en la zona donde está la lengua de arena, había vegetación que estaba plagada de mosquitos, la marea llena de algas y palos y basura en la arena.

Nacpan beach

Nuestra experiencia fue pésima, no reconocía las fotos por ningún lado, encima me vi obligada a bañarme, Adrián no quiso, pero yo viendo como los mosquitos corrían arrastrados por la lluvia en mi chubasquero y al rascarme la cabeza, me miraba las manos y estaban llenas de ellos, un horror, me fui directa para el agua y de ahí al triciclo que tal y como habíamos pactado nos estaba esperando.

Y quiero recalcar que fue una pena, no dudo que si el día hubiera estado bueno, otro gallo hubiera cantado pero no fue nuestra vivencia.

De regreso, le pedimos que no nos dejara en El Nido sino en el hotel  y al bajarnos se quedó pendiente, no sé si esperaba que le diéramos los 50 php que costaba ir de el Nido al Hotel pero vamos, con los 1000 php que nos sacó ya se podía ir a dormir que tenía el día hecho.

La parada en el hotel era obligatoria porque necesitábamos un baño para poder seguir de ruta. Decidimos ir caminando al Nido, de paso necesitábamos encontrar transporte para ir al día siguiente a Port Barton. Por el camino encontramos un local donde ofrecían este servicio en furgoneta por 6000 php, como no llevábamos tanta cantidad encima regresamos al hotel y allí caímos en la cuenta que 4 horas de trayecto por 100€ era una barbaridad por lo que no regresamos al sitio. Pillamos un triciclo para ir, ahora sí, al Nido y le comentamos al chico nuestra intención de ir al día siguiente a Port Barton por lo que muy amablemente se desvió a la estación de guaguas, allí compramos por 1000 php los dos tickets  y acordamos con él que nos viniera a recoger al día siguiente a las 7:30 para coger la furgoneta a las 8:00. 

Consejo: Aquí me gustaría aprovechar para decirte que siempre debes preguntar en varios sitios y acordar los precios antes de subirte y que queden claros. Fíjate que para ir a Port Barton nos pedían en un sitio 6000 y finalmente fuimos por 1000 php. Además, si 1000 php es para 4 horas, entiende nuestro ofuscamiento cuando nos cobraron 1000 php para Nacpan que es 1 hora.

En el Nido para comprar souvenirs, no hay mucha variedad, entre imanes, blusas y máscaras va la cosa. Preguntamos por el significado de las máscaras que solo las habíamos visto en Palawan, se encuentran en todos lados: bares, hoteles, etc. y no supieron explicarnos.

El Nido Filipinas

En el Jarace Grill decidimos meriencenar, este restaurante tiene una carta de comida variada pero también te da la posibilidad de elegir: pescado, marisco o moluscos frescos que tienen expuestos en unas planchas. Elegimos unos calamares y nos los prepararon a la brasa, con arroz blanco y unas verduritas. Estaba todo buenísimo. Aún así algo sobró y como siempre nos lo llevábamos para los perros, junto con la pobreza, el mal estado de los perros es algo que te marcará en Filipinas si eres sensible.

Jarace Restaurant

Tras el paseíto nocturno por la playa nos fuimos para dejarlo todo preparado, al día siguiente emprendíamos rumbo a Port Barton, un lugar del que nos habían hablado muy bien, necesitábamos volver a sentir la cercanía y el encanto de la gente (que encontramos en Moalboal, Oslob y en todo Bohol, y que en el Nido se enturbia un poco por el turismo) para finalizar con un buen sabor de boca. Ahora puedo decir que fue todo un acierto!

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies