Mi trasplante capilar en Turquía – Primera parte

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Como podrás ver esto no fue un viaje de vacaciones como cualquier otro, esta vez viajamos para realizarme un trasplante capilar en Turquía.

En este post contaré toda mi experiencia, desde el contacto con la clínica, pasando por la operación, hasta el pos-operatorio, luego iré subiendo cada mes un post sobre la evolución de todo el proceso, así hasta el resultado final.

Empecemos por el principio…

Yo empecé a perder pelo casi desde que tengo uso de razón, siempre tuve entradas y cuando lo noté de verdad fue a partir de los 15 o 16 años, justo cuando empezaba a salir de fiesta con mis colegas, claro… ahí me daba cuenta de que no podía peinarme como lo hacían mis amigos, intentando tapar un poco las entradas peinándome un poco hacia delante.

Ahora tengo 31 años, pero hace un año o dos me empecé a plantear hacerme un trasplante capilar, busqué mucha información en Internet, vi muchos vídeos de gente que se lo había hecho, barajé opciones, busqué presupuestos, y descubrí que en Turquía se hacía este tipo de operaciones mucho más barato que en España, y con unos resultados impresionantes. Lo que en España te salía unos 6.000 u 8.000 euros, en Turquía te salía unos 2.500 euros… era para planteárselo…

Total, que llegó el boom! Algunos conocidos míos se lo habían hecho allí y el resultado era espectacular, así que me puse manos a la obra y empecé la búsqueda de una clínica que me diera confianza y garantías de que todo saldría bien en mi caso, así, di con una de las clínicas que me aparecían entre los primeros resultados de Google, ElithairTransplant, y aviso! Esto no es por hacer publicidad de la clínica ni mucho menos, simplemente cuento mi experiencia, todo bajo mi punto de vista.

El contacto con la clínica

Después de investigar mucho por internet y ver muchas fotos y vídeos del “antes y después” me decidí definitivamente.

En Junio de 2018 me puse en contacto con ellos a través de WathsApp para pedir información y presupuesto (tienen atención en español las 24 horas). Me atendió Nicolás, me pidió que me hiciera unas fotos de mi cabeza, desde arriba, de perfil y desde atrás, y después de que revisara las fotos el Dr. Balwi me dieron el presupuesto. Para mi caso necesitaba 4.000 folículos y el precio era de 2.150 euros.

El precio incluía:

  • Transporte del aeropuerto al hotel y del hotel al aeropuerto.
  • Transporte del hotel a la clínica y viceversa, las veces que hicieron falta.
  • Traductor en español.
  • 2 noches de hotel.
  • Operación y tratamiento pos-operatorio (medicamentos, lociones, champú, gorro, cojín para el cuello…).

Además también podía llevar un acompañante pagando su noche de hotel por 50 euros/noche, y quien se vino conmigo?? Pues mi compañera de viaje y vida, no hace falta que diga nada más…

Me dieron fecha para operarme el 17 de septiembre, yo cogía vacaciones a partir del 15, así que me puse a buscar vuelos a Turquía. Como siempre recurrí a Skyscanner, donde conseguí el billete por unos 400 euros ida y vuelta por persona.

Llegada a Estambul

aeropuerto ataturk estambul

El mismo día 15 a las 7:00 de la mañana cogimos el vuelo para Estambul, era sábado y me habían indicado que a nuestra llegada nos estaría esperando el chófer para llevarnos a la clínica y hacerme un análisis de sangre, para luego ir directos al hotel a descansar.

Por fin llegamos y efectivamente allí estaba esperando nuestro chofer “Aitach” (no sé si se escribe así), un turco súper amable y atento que aunque no hablaba español nos entendimos con nuestro inglés chapurreado.

Nos llevó a la clínica, que está dentro de un gran hospital privado en una de las últimas plantas del edificio, allí nos sentamos en una sala mientras él se llevó mi pasaporte para pedir que me hicieran los análisis, al cabo de 5 minutos apareció y nos dijo que el análisis tendríamos que hacerlo al siguiente día porque ya no estaba la persona encargada, eran sobre las 20:00 y por lo visto los análisis se hacían hasta las 14:00…

Total, que me dieron cita para las 9:00 del siguiente día, nos dio un pequeño bajón porque habíamos planeado el domingo para hacer turismo por Estambul, teníamos preparada una ruta para ver lo más importante, pero bueno… la prioridad era la operación y de rebote ver la ciudad.

El hotel

El hotel Nidya de 4**** fue nuestra morada en Estambul, a solo 3 minutos en coche del hospital. Un hotel con todos los lujos, piscina, Spa, restaurante y habitaciones amplias, cabe destacar que la cama era súper cómoda, importantísimo!!

Análisis de sangre

Como teníamos que estar en la recepción a las 9:00 nos levantamos a las 7:30, con tiempo suficiente para disfrutar del desayuno buffet que teníamos incluido. Era bastante completo, incluso había un panal de miel! algo que no había visto nunca en un buffet.

Panal de miel en Estambul

Una vez desayunados, a las 9:00 nos recogió el chófer y nos fuimos a la clínica. En la furgoneta coincidimos con 2 chicos que se habían operado dos días antes y que iban a revisión, en el ascensor del hospital me pareció que hablaban español, uno de ellos era alemán, pero sabía hablar español y el otro era marroquí residente en Madrid.

Les pregunté sobre la experiencia y me contaron que todo había salido muy bien, que no habían sentido dolor y que la operación se les había pasado súper rápido, así que me quedé más tranquilo después de hablar con ellos.

Al cabo de un ratito me llevaron a enfermería para sacarme sangre, una vez terminado nos llevaron de nuevo al hotel y el chófer nos dijo que ya se pondrían en contacto conmigo para decirme la hora de la intervención del día siguiente, perfecto.

El resto del día lo dedicamos a visitar el centro de Estambul, en este otro post te contamos Qué ver en Estambul en 1 día.

El día de la operación

El día anterior “Aitach” (el chófer) nos dijo que a las 11:00 nos recogerían en el hotel para ir a la clínica, así fue. Una vez en la clínica nos atendió Norma, nuestra traductora de español, una chica cubana muy amable.

Nos llevó a una sala donde nos explicó el procedimiento, me dio una bolsa con los medicamentos que debía tomar (3 tipos de pastillas), un champú, una loción para el cabello, un cojín para dormir boca arriba después de la operación, una cinta para ponerme en la frente durante los 3 primeros días de pos-operatorio, un gorro para que no me diera el sol, y una lista con todas las indicaciones para después de la intervención.

medicamentos post-operatorios trasplante capilar

En esa misma sala también estaba el chico que se encargó de cobrar el total de la operación. Una vez pagado, estuvimos hablando con Norma sobre si podíamos grabar algunos vídeos para documentarlo todo para nuestro blog de viajes, le encantó la idea! Así que Aroa se encargó de las fotos y los vídeos pertinentes. Ya colgaré el video por aquí y en nuestro canal de YouTube cuando lo edite.

La consulta con el Dr. Balwi

Norma nos llevó por fin a la consulta con el Dr. Balwi, nos saludó muy amablemente y empezamos con lo importante, mi pelo!.

El doctor me preguntaba mientras Norma traducía, me preguntó cuál era la parte que más me preocupaba de mi pelo, cuándo empecé a quedarme calvo, etc.

Con una diadema me sostuvo el pelo para ver el grado de calvicie, me midió las proporciones de mi cara y frente, me pidió que levantara las cejas para ver donde acababa mi musculo facial y empezó a dibujar la línea de mi pelo, trazó todo el dibujo y luego me preguntó si me lo veía bien, yo di el visto bueno y listo. También me miró con una lupa la zona donante y me dijo que era buena.

Consulta Dr Balwi ElithairTransplant

En el transcurso de la consulta Norma le comentó al doctor que teníamos un blog de viajes y se interesó, nos preguntó cuál era el nombre y lo buscó en su portátil, estuvo viendo los vídeos que tenemos en el canal de Youtube y la web por encima. Norma le comentó que íbamos a hablar de toda la experiencia en el blog y también le gustó la idea. Lavenaviajera ampliando fronteras!

La operación

Llegó el momento, me llevaron al quirófano y en el cuarto de baño dentro de la sala me raparon la cabeza, mirándome al espejo dije: – Pero si me queda bienísimo el pelo rapado!!. A lo que Norma respondió entre risas: – Pues ya es demasiado tarde para arrepentirse! ya está “to pago”.

Pelo rapado ElithairTransplant Linea de transplante ElithairTransplant

Después de la rapada me despedí de Aroa, que había decidido estar en la sala de espera durante toda la intervención… si eso no es amor que baje Dios y lo vea!

Me tumbé boca abajo en la camilla y empezaron con la anestesia local en la zona donante. La anestesia te la ponen mediante una técnica de presión que causa mucho menos dolor que la técnica tradicional de la jeringuilla con aguja.

En mi caso sí sentí dolor en la anestesia, todo depende del umbral de cada uno, porque después de la operación coincidí con dos españoles que no habían sentido nada de nada en la anestesia, incluso Josep, un catalán que se operó el mismo día que yo, dijo que pensaba que lo del principio era una especie de masaje… un poco de envidia sí que me dio… Lo bueno es que la anestesia solo dura 1 minutito, así que se pasó rápido.

Después de la anestesia el cirujano me fue pinchando con algo y preguntando si sentía dolor: -Dolor?. -No. – Dolor?. -No. Y así hasta que se cercioró de que no sentía nada.

Seguidamente empezaron el proceso de extracción de folículos de la zona donante, a mi parecer fueron unas 3 horas, me quedé dormido y no sentí nada, solo que estaban manipulando algo en mi cabeza, pero nada más.

Una vez terminada la extracción hicimos una pausa, me despertaron, me vendaron la parte de atrás y me senté para almorzar.

Me trajeron una bandeja con el almuerzo, si te digo la verdad no se qué era lo que comí, se que era una especie de sopa con habichuelas y una crema de no sé que… no me gustó nada, pero me lo comí por puro instinto de supervivencia, es lo que tiene la comida de hospital.

De todas formas son famosos por poner pelo, no por hacer la comida más rica de Turquía. Eso sí, abrieron las persianas de la habitación y tenía unas vistas espectaculares de la ciudad, lo agradecí con un: “Ahora sí!”.

Después del “magnífico” almuerzo me tumbé en la camilla, esta vez boca arriba para proceder con el injerto capilar en la zona receptora. No me enteré de nada, ni de la anestesia ni de la operación, me quedé totalmente dormido (se ve que el Diazepam que me dieron al principio estaba en pleno apogeo…).

Al cabo de un rato indeterminado entró el doctor Balwi, miró mi cabeza y me dijo que todo iba bien, que solo quedaba 1 hora y media para finalizar. Esa hora y media sí me quedé despierto y notaba como trabajaban en mi cabeza, pero sin sentir nada.

Eran dos personas, una chica y un chico, los escuchaba hablar bajito entre ellos, incluso a veces la chica canturreaba susurrando y tengo que decir que eso me relajaba…

Después de 8 horas, por fin finalizó la operación, me levanté y me llevaron a la sala de espera, donde me reencontré con Aroa, me sentía muy mareado y me sangraba bastante la cabeza. Otros recién operados que estaban también allí estaban perfectos y casi no les sangraba, la verdad es que fui el peor que salió de la operación.

Advierto que las imágenes mostradas pueden herir tu sensibilidad.

Después de la intervención capilar Después de la intervención capilar zona donante

Teníamos que esperar en observación un par de horas antes de que nos pudieran llevar al hotel, en mi caso fueron unas 3 horas de observación porque me sentía con nauseas y mareos, también me sangraba bastante y la enfermera tenía que limpiarme cada cierto tiempo. Al cabo de un rato me pusieron suero y me inyectaron algún medicamento.

Tengo que decir que la traductora que estaba en el turno de noche nada tiene que ver con Norma, casi no se le entendía cuando hablaba en español y la atención no fue buena, en un momento dado Aroa le preguntó cuál era el medicamento que me habían inyectado y sólo se limitó a decir que era algo para el dolor y que ella no era médico… yo no podía ni hablar pero a Aroa la dejó loca…

Al cabo de unas 3 horas ya me encontraba mejor y nos llevaron al hotel, allí pedimos la cena al servicio de habitaciones y a dormir.

La manera de dormir es boca arriba con el cojín para el cuello que me dieron y un empapador en la almohada para que no se manche de sangre, aún así, al día siguiente la almohada parecía una escena de Saw 4… Dormí regular, pero mejor de lo que me esperaba.

El Pos-operatorio

Nuestro último día en Turquía iba a ser muy corto porque teníamos el vuelo de vuelta a la 13:20. Después del desayuno en el hotel, sobre las 8:00, nos llevaron a la clínica para quitarme las vendas, mirar cómo estaba la cabeza y hacerme las curas, todo estaba bien.

Después de las curas, Norma dio un repaso sobre las recomendaciones a seguir y también nos enseñó un vídeo de cómo debía lavarme la cabeza en los próximos 10 días. Luego me pusieron la famosa cinta en la cabeza para que la anestesia y la hinchazón no bajaran hacia la cara.

Norma me invitó a contar mi experiencia delante de la cámara a modo de testimonio, por contar mi experiencia me regalaron dos tratamientos PRP en la clínica. Es un tratamiento con plasma de tu propia sangre que te inyectan en el cuero cabelludo, el problema es que para hacértelo tienes que esperar 3 meses después de la operación, y claro, ir a Turquía de nuevo para hacértelo como que no me sale rentable, pero bueno, la intención es lo que cuenta.

Contando mi experiencia en ElithairTransplant

Después de despedirnos nos llevaron al hotel a recoger nuestras maletas y nos llevaron al aeropuerto. Ahora solo queda seguir las recomendaciones y tener mucha paciencia…

Iré informando de la evolución en próximos posts!

Si tienes cualquier pregunta o duda sobre la intervención, no dudes en dejar un comentario abajo!

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies