Magnífico tour en Port Barton – tortugas y estrellas de mar gigantes!

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Habíamos decidido para este día tomárnoslo con calma, al día siguiente nos íbamos de Port Barton, así que pasear por este tranquilo pueblo, meternos un baño y disfrutar de su gente era el plan, hasta que al poco de salir del resort conocimos a Armando, un lugareño que nos reorganizó el día y de qué manera!

Sin prisas, sobre las 9:00 de la mañana, salimos en busca de un lugar donde desayunar y nada más llegar a la playa (a un par de minutos a pie) conocimos a Armando, el cuál nos preguntó si buscábamos un tour, en un principio no era lo que queríamos, le comentamos que lo que necesitábamos era un sitio para desayunar y por indicaciones de él, fuimos hacia la derecha de Rubin Resort, al restaurante Besaga.

Port Barton playa

Besaga, es un restaurante ubicado a pie de playa, con alegres carteles, donde la comida está muy buena, eso sí, como en todo llénate de paciencia, porque pueden tardar 40 minutos en traerte unos ricos sándwiches, en general en Filipinas se lo toman con calma. Los precios son europeos y además, por lo visto también es hospedaje.

Besaga Filipinas

Como con la barriga llena se piensa mejor, se nos ocurrió proponerle a Armando que nos hiciera un tour pero solo para ver tortugas, no nos queríamos ir sin poder nadar junto a una. Y Armando nos hizo una oferta mejor, nos haría un tour personalizado, un popurrí de los ofertados en los Tour A, B, C y D que habíamos visto en los carteles. Solo unas 3 horas, por lo que tendríamos tiempo para el relax en el pueblo y por 1500 php los dos.

cartel tour port barton

En la conversación con Armando había salido el tema de que al día siguiente nos íbamos a Puerto Princesa y éste nos comentó que su hermana vendía los tickets para la furgoneta. Así que antes de empezar el tour fuimos a la tiendilla donde ella se encontraba y por 450 php / persona, nos recogerían a la 13:00, ya teníamos resuelto el tema.

tienda tiket regreso

Llegó entonces el momento de ir a nuestra particular excursión, tras coger la maleta donde llevábamos nuestras cámaras y tubos, las gafas nos las prestó Armando, fuimos a German Island, Lagoon, Wide Reef, Twin Reef y Star fish.

Tour popurrí en Port Barton!!

German Island

Esta primera parada empezó fuerte, una tortuga de más de un metro de caparazón estaba comiendo en el fondo, tan tranquila, ajena a la expectación que nos causaba a los que allí nos íbamos sumando para deleitarnos con ella. Incluso pudimos nadar a su lado cuando subía a coger aire. Sueño cumplido!!

nadar con tortuga en port barton

Lagoon

En esta parada y en las sucesivas  paramos para hacer snorkel, vimos peces payasos, los nemos vamos, llegué a contar hasta 6 por anémona. Aunque parecen pececillos dulces, la verdad es que son muy territoriales y no dudan en defender su hogar con respecto al resto de peces y de nosotros, los veíamos saliendo a atacarnos, de ahí las hermosas fotos que les pudimos sacar de frente…

Vimos peces muy variados, algunos muy grandes, otros de colores amarillos, otros con tonos rosas y grises, otros lilas, azules, etc. Preciosos.

Además, disfrutamos de esponjas con formas de embudos, corales en formas de láminas que se suman formando capas, otros como con pinchos… una gran variedad que pudimos disfrutar en las siguientes paradas también:

Wide Reef y Twin Reef

fondos de port barton

Star Fish

La última parada la hicimos en Star Fish, una montañita de arena blanca que sale de la nada en medio del mar, parecía una alucinación, debe su nombre a las gigantescas estrellas de mar que allí se encuentran. Unas preciosas estrellas de color beige con tonos naranjas y marrones.

star fish

El par de barcos que allí se encontraban eran de filipinos que habían ido a pasar el domingo, más un par de parejas de extranjeros que quizás contrataron un tour loco como nosotros.

Como en las anteriores paradas, cuando ya estuvimos cansados, llegó el momento de salir de allí y ¿cómo iba a salir todo tan redondo? como venía siendo normal en este viaje algo se tornó, después de varios intentos EL MOTOR NO ARRANCÓ! estuvimos por disculparnos a Armando, la mala suerte nos seguía en éste viaje …(AUN ASÍ LO REPETIRÍAMOS MIL VECES, PORQUE FUE ESPECTACULAR).

Lo bueno es que el lugareño que estaba haciendo el tour a los otros extranjeros no dudó en remolcarnos y entre risas nos llevaron a la orilla de la playa.

remolcados a port barton

El tiempo fue cambiando y para cuando llegamos a la playa llovía a cántaros, por lo que nos dimos una duchita y luego fuimos a almorzar al mismo sitio del desayuno, el restaurante Besaga.

Por 700 php nos comimos cada uno un plato de papas con pollo empanado y refresco, y de postre  un pancake con nutella a compartir con nuestro amigo Fújur (de la historia interminable).

almuerzo en besaga

Como ya te hemos comentado, los filipinos se lo toman con calma, así que, entre lo que tardaron en traer la comida y luego el postre empezó a atardecer. Hemos de decir que se toman las cosas con calma pero que trabajan jornadas bestiales, no criticamos ni mucho menos.

Dicho esto, el atardecer, por fin pudimos gozar de uno, fue muy especial, nuestro primer y último atardecer en Filipinas. Destellos de sol con tonos rosados que se reflejaban en la marea en calma.

atardecer en port barton

Cuando terminamos de disfrutar nos dirigimos a dar un paseo por el pueblo en busca de souvenirs y lo único que vimos fue un tienda con pulseritas, nos compramos para nosotros, la tobillera empieza a ser un ritual en cada viaje.

Para finalizar el día, nos dirigimos a hacernos un masaje relajante, por el camino nos encontramos con nuestro “amigo” Armando y nos sugirió un lugar donde hacerlo.

Un masaje completo por 350 php, por poco más de una hora. Se nota que no son profesionales y depende de quién te lo haga te gusta menos o más. Adrían disfrutó relajándose mucho, solo se sobresaltaba con los leñazos que me metían a mí… por lo que yo disfruté a ratos. Aunque el hecho de estar a la orilla del mar, con el sonido de las olas y el olor, con velas aromáticas y bajo la luz de la luna… ese momento no tenía precio! (Te dejamos la foto del “establecimiento” donde nos hicimos el masaje que fotografiamos al día siguiente, de día).

masaje port barton

Después del masajito nos acostamos en la arena para ver las estrellas, la verdad es que con las lluvias no habíamos podido verlas tampoco, pero he de decir que nunca habíamos visto tantas estrellas juntas, salvo en la tele o en fotos.. un espectáculo que mejoró tras un apagón de un par de minutos en el pueblo y nos dejó en total oscuridad.

Completamente relajados nos dirigimos al resort para ducharnos, no vaya a a ser que los aceites que nos echaron atrajeran a más mosquitos… a veces tenía ganas de arrancarme la piel y ponérmela nueva…

Tras este intenso día solo queda dormir para empezar la vuelta, finaliza nuestra aventura en este mágico lugar del mundo!

 

Si te ha gustado, no te lo quedes, Compártelo!

¿Quieres viajar a Filipinas y no sabes que ruta seguir?

Consigue gratis nuestro ebook "Ruta por Filipinas" y descubre cual fue nuestro itinerario en 14 días.

¿Quieres viajar a Filipinas y no sabes que ruta seguir?

Consigue gratis nuestro ebook "Ruta por Filipinas" y descubre cual fue nuestro itinerario en 14 días.
Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies