Arequipa – La Ciudad Blanca a los pies del volcán Misti!

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Tras 9 horas de trayecto llegamos a Arequipa, también conocida como la Ciudad Blanca. Es la segunda ciudad mas poblada de Perú con más de 1 millón de habitantes, y su casco histórico está declarado por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En nuestro primer día teníamos pensado recorrer la Plaza de Armas, visitar el Monasterio de Santa Catalina, el mercado central y finalizar en el mirador de Yanahuara.

Llegamos sobre las 8:45 a la estación de guaguas, donde recogimos nuestras mochilas, pillamos un taxi de entre los que allí estaban aglomerados en busca de clientes y por 13 soles nos dejó en nuestro hospedaje.

La Posada Nueva España, una casona colonial con encanto, construida en 1810 que tiene un familiar patio interior curiosamente decorado y una terraza donde comer. Tiene grandes puertas y ventanales, y un baño en el que se nota la antigüedad por las piezas, pero todo estaba perfectamente limpio. La noche salió por 26€.

Posada Nueva España

En la recepción nos confirmaron que tenían servicio de lavandería, por lo que dejamos casi toda nuestra ropa, que llevaba húmeda desde el Amazonas y por la noche nos la devolvieron lavada, eso sí, creemos que con muy poco detergente… El servicio costó 8 soles el kilo.

Tras desayunar (lo que nos dieron en la guagua) y la ducha correspondiente ya estábamos listos para explorar la ciudad.

Fuimos a pie hacia la Plaza de Armas, donde pudimos disfrutar de las vistas, el río Chili que te lleva la mirada hacia el majestuoso volcán Misti (5.825 meros) que se visualiza con bastante claridad y al lado se encuentra el volcán Chachani (6.075 metros) que aunque sea más alto no es tan imponente por no tener la forma de cono, aunque ambos son volcanes activos.

volcán Misti

Al poco de llegar a la plaza, ya te das cuenta de porqué Arequipa es conocida como la Ciudad Blanca, y es que los edificios emblemáticos de la ciudad son de ese color puro gracias a la roca volcánica (sillar) con la que se ha construido.

Entramos en el Claustro de la Compañía donde se nos acercó el Sr. Fredy, un arequipeño que tras presentarse nos empezó a hacer un tour improvisado. La verdad es que daba tanta información sobre la arquitectura de las paredes, el material, etc, además, de sacarnos fotos teniendo en cuenta la mejor perspectiva… que decidimos seguirle el rollo.

Claustro de la Compañía

En el paseo nos llevó a una tienda, cómo no, donde nos explicaron la diferencia entre la lana de alpaca, vicuña, guanaco y llama, pero no compramos porque era un poco saladilla.

Cuando nos apretó el hambre, dimos por concluido el tour, y Fredy muy amablemente nos aconsejó sitios a seguir visitando por su interés cultural y también un lugar donde almorzar, por lo que allí nos dirigimos, no sin antes darle su merecido donativo. Es fácil que se te acerque gente en las zonas de interés turístico para guiarte, suponemos que algunos se inventarán las cosas y otros estarán más informados pero… nosotros nos creímos a Fredy…

Sonccollay es el restaurante donde almorzamos, el único restaurante de comida preincaica del mundo, no todos los días se puede comer como lo hacían los habitantes preincas hace más de 800 años…

En la terraza teníamos una buena visión de la Plaza de Armas, además, nos amenizaron durante un rato unos chicos ataviados con ropa típica y tocando música con tambores y zambombas.

Nos pedimos unas cervezas arequipeñas, un primer plato de entrante compuesto por: palta (aguacate), choclo (piña de millo), papas asadas y tomate (que nos podíamos haber ahorrado porque se hizo mucho). Un segundo plato de carne de alpaca asada en piedra volcánica (daba pena pero queríamos probarla) y de guarnición tres tipos de papas. No era especialmente barato (aproximadamente unos 130 soles) pero estaba bastante bueno. Recomendado!

Restaurante Saccollay

Monasterio de Santa Catalina

Sobre las 15:00 salimos rumbo al Monasterio de Santa Catalina, “una pequeña ciudad dentro de la ciudad”. Este convento se encuentra ubicado en el centro histórico y tras los terremotos que debastaron la ciudad en 1958 y 1960, fue restaurado y abierto al público en 1970. En sus inicios algunas mujeres de diversos estratos sociales ingresaron en el Monasterio para servir como monjas de clausura y nunca más regresar a sus hogares.

Era impactante imaginarse a esas mujeres viviendo alejadas del resto del mundo, viendo los utensilios que usaban, sus camas, la lavandería, la cocina, los medicamentos, etc.

monasterio de santa catalina

Nos recorrimos las calles: Toledo, Sevilla y Granada, con su característico color rojo, preciosas, con arcos y decoradas con florecillas. Pudimos subir al mirador donde pudimos tener una visión general de la ciudad y del monasterio, incluso a través del campanario, y pudimos disfrutar de la Plaza Zocodober, con su pequeña fuente en el centro. También vimos paredes de color azul en algunas zonas como por ejemplo el Claustro de los Naranjos.

monasterio santa catalina

La entrada salió 40 soles por persona y el horario es de lunes a domingo de 9:00 a 17:00, excepto los martes y miércoles que es de 9:00 a 20:00. Tienen días promocionales para turistas nacionales, el día 10 y el último domingo de cada mes. Abren todos los días del año excepto: Navidad, Año Nuevo y Viernes Santo.

En la entrada te facilitan un folleto informativo para que puedas guiarte dentro del convento, con los nombres de las cosas y donde están ubicados los servicios: baño, cafetería… pero nada más entrar también tienes la posibilidad de contratar un guía por 20 soles.

Mercado Central de Arequipa

Dejando el Monasterio atrás nos dirigimos al Mercado Central, un gran mercado donde se organizan las zonas por productos: frutas, zumos, quesos, carnes, etc.

mercado central arequipa

Se veía todo muy bien organizado y perfecto para echarte algo y refrescarte, eso si, hay que ir un poco más atentos, con precaución por los hurtos, que aunque no vimos nada extraño, un vendedor ambulante nos lo aconsejó.

Descansamos un poco de nuevo en la plaza, tomándonos un helado en el McDonald’s, antes de emprender rumbo al Mirador de Yanahuara.

Mirador de Yanahuara

A pie, desde la Plaza de Armas salimos aproximadamente a las 17:00 dirección al mirador de Yanahuara, cuesta arriba, tuvimos que acelerar el paso, tardamos como una media hora en llegar, queríamos poder tener una visión del lugar antes de que nos pillara la noche y llegamos justo a tiempo.

El mirador está compuesto por arcos blancos de arcilla con escritos grabados donde se ve una buena panorámica de la ciudad. Al fondo el Volcán Misti y en su regazo las casitas en miniatura por la lejanía, que cuando llega la noche se convierten en pequeños puntos de luz.

mirador de yanahuara

También se ven los volcanes Chachani y Pichu Pichu aunque no tan claros.

Regresamos a nuestro hospedaje y como el temido mal de altura (mal físico producido al estar en un lugar a gran altitud) no nos había afectado (en Arequipa ya estábamos a 2.335 metros) decidimos contratar el tour para el Cañón del Colca, el de un día, porque era el tiempo que teníamos destinado en esta ciudad. Pero en la recepción nos indicaron que era tarde (las 19:00) que debíamos ir a la Plaza a contratarlo.

Como regresar a la plaza no era una opción (estábamos rotos) decidimos llamar a Fredy, el señor tan amable del tour improvisado, que nos había dejado un folleto de la empresa en la que trabajaba, Tawantinsuyo Tour  y éste que era un crack nos lo resolvió.

Contratamos el Tour Full, ida y vuelta el mismo día por 55 soles/persona (nos descontó 5 soles/persona, le caímos bien 😉 ) y a las 3:00 de la madrugada pasarían a buscarnos, allí le pagaríamos al chófer.

Así que a las 20:00 nos parecía muy bien pegarnos una ducha y acostarnos temprano, sin cenar, el almuerzo había sido bestial.

Pero desde ya quisiera adelantarte que madrugar para el tour del Colca valió mucho mucho la pena y que agradecemos poder haber hecho la excursión, porque le añadió mucho valor al viaje!

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies