9 Miedos que te impiden viajar

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Los aeropuertos, los aviones, los idiomas, quedarte sin dinero, perderte, la gente, el terrorismo, los secuestros, el transporte, la comida y cuarenta mil cosas más a las que tenemos miedo cuando viajamos.

Yo también tengo miedo a que me pase “algo”, pero no por eso dejo de hacerlo, yo también tengo miedo a tener un accidente, pero no por eso dejo de coger el coche todos los días…

1. LOS AEROPUERTOS

Los aeropuertos no me dan miedo, me dan nervios. Hay gente que les da miedo por si no saben a donde se tienen que dirigir para coger su vuelo o por si no entienden los letreros de información.

La información de los aeropuertos está en el idioma del país donde se encuentra y en inglés, y el inglés de los letreros de información es muy fácil, no hay perdida. Todo está muy bien indicado, aunque nunca hayas estado en un aeropuerto antes, es muy fácil ubicarte.

Hemos estado en muchos aeropuertos y todos me han parecido iguales, algunos mas pequeños que otros pero iguales. Ya sea en Tailandia que en Nueva York, los aeropuertos no cambian.

Si se da el caso y no sabes algo sobre tu vuelo, siempre está la opción de ir al mostrador de información, donde por lo general te atenderán bien y rápido. También existen muchas aplicaciones para móviles donde te detallan todo sobre tu vuelo (busca en google play una app con: información de vuelos y descárgatela) suele ser muy útil, si tu vuelo sufre algún cambio te avisará antes que la información de los letreros.

2. LOS AVIONES

A muchas personas les dan miedo los aviones por si tienen un accidente, pero permíteme que te diga una cosa (siempre que digo permíteme me acuerdo de Matías Prats…😅) las estadísticas dicen que es mucho más probable morir en un accidente de coche, de bicicleta, de ser atropellado o de ahogarse que de tener un accidente de avión, ahí te lo dejo.

También puedes quedarte en casita encerrado, así no hay probabilidad de tener un accidente ni de avión ni de coche, pero también existen mas probabilidades de morir de una enfermedad que de morir en un accidente aéreo, ahí te lo dejo también.

Las horas de vuelo también es algo que a la gente le suele echar para atrás. En los vuelos de muchas horas siempre tendrás una pantallita en tu asiento con la posibilidad de ver películas, escuchar música, ver documentales, etc. También puedes llevarte un libro, si, ese que llevas años queriéndote leer y que lo tienes cogiendo polvo en la estantería.

Con una pelicula, una siesta, y otra pelicula se te habrán pasado unas 5 horas de vuelo. Paciencia que ya queda menos!

3. EL IDIOMA

Nosotros no hablamos inglés, sabemos lo básico, pero por experiencia propia nunca nos ha hecho realmente falta saber hablar otro idioma para visitar un país. Con un mapa, WiFi y alguna palabra suelta acompañada de gestos ha sido mas que suficiente para entendernos.

Para lo único que me arrepiento de no saber inglés es para conocer gente, pero Duolingo (aplicación para aprender inglés) creo que está dando sus frutos… 

App Duolingo

4. QUEDARTE SIN DINERO 

Uno siempre viaja precavido cuando hablamos de dinero, en nuestro caso como viajamos en pareja siempre llevamos una tarjeta bancaria cada uno, y en los viajes donde la moneda no es el euro solemos llevar suficiente dinero en efectivo para cambiar en las casas de cambio del país. Siempre cambiamos nuestros euros en el aeropuerto del destino, donde por regla general te ofrecen mejor cambio que en otros sitios.

El dinero siempre nos lo repartimos, cada uno lleva la mitad, si a alguno se le pierde el dinero el otro todavía conserva la otra mitad.
Con la tarjeta del banco siempre puedes sacar dinero en cualquier cajero automático (aunque te cobren comisión) y sacarte de un apuro.

5. PERDERTE

No sabrás lo que es viajar si nunca te pierdes. Yo al principio tenía miedo a perderme y no saber regresar al hotel o a algún lugar, hasta que un día nos perdimos en nuestro primer viaje, fue una sensación confusa y placentera. Gracias a perdernos hemos descubierto lugares que no hubiéramos visto de otra manera.

La sensación es algo así: te asustas… miras el mapa… miras a tu alrededor… te das cuenta que te perdiste… te ríes… flipas con lo que acabas de descubrir… te das un paseo… te enteras de donde estás realmente y vuelta al plan previsto (o no).

En el peor de los casos coges un taxi y vuelves a la casilla de salida. Para nosotros viajar es perderse. Para nosotros viajar es encontrarse.

6. LAS PERSONAS

Gente mala hay en todos los países, pero no te fíes mucho de lo que sale en las noticias. Nunca hemos tenido una mala experiencia con alguna persona estando de viaje, nunca nos han intentado robar, bueno sí… un mono en Costa Rica.

Hemos caminado de noche por Bangkok, Nueva york, Berlín, Filipinas, etc, eso sí, usando el sentido común para no meterte en algún barrio chungo y evitando acercarte a gente con pinta rara.

Casi siempre nos hemos topado con una sonrisa, la mayoría de la gente es buena y no como lo pintan en la televisión. Yo he sentido mas miedo caminando por mi barrio que en cualquier otro lugar. Simplemente sentido común y precaución, como en cualquier parte del mundo.

7. EL TERRORISMO

Todos tenemos miedo a morir, pero más miedo si cabe a morir en un atentado terrorista. Eso es algo que no podemos controlar, y es que en estos tiempos no se está seguro en ninguna parte del mundo.

Sinceramente pienso que es una lotería y a cualquiera le puede tocar, viajes o no viajes, es una guerra y como tal podemos ser victimas en cualquier momento. Pero la verdad es que los sueños están para cumplirlos, y yo no sería yo, si nunca hubiera viajado.

Tenemos este miedo, y para mi es el único “miedo lógico” cuando se trata de viajar, aún así, no estoy dispuesto a renunciar a viajar, si me toca, mala suerte, pero habré cumplido gran parte de mi sueño de viajar por el mundo.

Los animales están mas seguros dentro de una jaula, en un zoológico, pero preferirían vivir libres a pesar del riesgo que corren en la naturaleza.

8. EL TRANSPORTE

En todos los lugares hay transporte público y transporte privado, taxi, guagua, metro, tranvía, tuk-tuk, furgoneta, jeepney, etc. Hay muchas opciones, así que no hay porque tener miedo. Preguntando simplemente por el lugar a donde se quiere ir te dirán cómo llegar, ya sea en una estación de guaguas, a un taxista o en los mapas del metro.

Si no quieres complicarte la vida, lo mas fácil, aunque no lo más económico, es parar un taxi y decirle la dirección al conductor, ¿me vas a decir que te da miedo parar un taxi?.

9. LA COMIDA

Viajar también es conocer otras culturas, otras costumbres. La comida es una parte fundamental para conocer el país mas a fondo. ¿De que te vale ir a un pais asiático, por ejemplo, y comer solo en restaurantes de comida europea?.

Si eres un poco “tikismikis” te gustará saber que hay comida occidental en casi todos los lugares del mundo, por no hablar de Mcdonalds, Burguer Kings y KFC´s. Por ejemplo en Tailandia acabé un poco asqueado de tanto “arroz con cosas” y los ultimos días comí bastante comida occidental (Hamburguesas, pizza, papas fritas, etc).

Otro ejemplo totalmente contrario al anterior, es que en Costa Rica la comida estaba buenísima y al llegar de nuevo a España nos apetecía mucho seguir comiendo Casado, un plato típico costarricense, Aroa lo hizo posible gracias a los tutoriales de Youtube!.👏

CONCLUSIÓN

A pesar de todos los miedos que uno pueda tener, y que la mayoría son infundados, vale la pena quitárselos y atreverse a volar.

Si me hubiera guiado por mis miedos nunca hubiera visto lugares como Tortuguero, en Costa Rica, como Candem en Londres, como los templos budistas en Tailandia, las Kawasan falls en Filipinas.

Nunca hubiera probado el Pad Thai, ni la mejor hamburgesa que me he comido en mi vida en un antro en Nueva York.

No hubiera visto los bunkeres subterráneos de la Segunda Guerra Mundial en Berlín, el muro de Berlín, las cascadas de Río Celeste, la bonita ciudad de Ámsterdam, el atardecer desde el Baiyoke Sky (Hotel en Bangkok), o desde el Rockeffeler Center, o desde el Empire State.

No hubiera disfrutado viendo un partido de beisbol en Central Park. No sabría que se siente al coger un tuk-tuk a toda velocidad por Bangkok. No estaría preparando nuestro próximo viaje.

Para mi, vivir, no hubiera sido vivir sin viajar.

Si tienes miedo, hazlo con miedo, pero SIN MIEDO A VIVIR!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Responsable » Adrian Perez Santana. Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Lavenaviajera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks. (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/). Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies